El síndrome metabólico (SM) es considerado en la actualidad como una manera de evaluar riesgo cardiovascular y diabetes.
Entre las causas del síndrome se ha descrito a la insulinorresistencia como el pilar para el desarrollo de las alteraciones que conforman el mismo, como son el aumento de la presión arterial, elevación de la glicemia en ayunas, aumento de triglicéridos, disminución del colesterol HDL, así como una condición de obesidad abdominal. La relación entre obesidad abdominal e insulinorresistencia ha sugerido a la primera como origen o factor desencadenante del síndrome. Nos referimos a la obesidad abdominal u obesidad central como un incremento del perímetro abdominal, lo cual representa una medida indirecta del aumento de grasa visceral.

Varias organizaciones ofrecen criterios para el diagnóstico del síndrome metabólico. Según las pautas utilizadas por los Institutos Nacionales de la Salud, se padece el síndrome metabólico si presenta tres o más de estos rasgos o consume medicamentos para controlarlos:

•Circunferencia grande de cintura — Una cintura que mide al menos 35 pulgadas (89 centímetros) en el caso de las mujeres y 40 pulgadas (102 centímetros) en el caso de los hombres.
• Niveles elevados de triglicéridos — 150 miligramos por decilitro (mg/dL) o 1,7 milimoles por litro (mmol/L) o niveles superiores de este tipo de grasa en sangre
• Colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL) reducido — Menos de 40 mg/dL (1,04 mmol/L) en los hombres o menos de 50 mg/dL (1,3 mmol/L) en las mujeres de este colesterol «bueno»
• Presión arterial elevada — 130/85 (mm Hg) o mayor
• Glucemia en ayunas elevada — 100 mg/dL (5,6 mmol/L) o mayor.

¿Cómo debe tratarse el síndrome metabólico?

Principalmente realizando modificaciones del estilo de vida, incluyendo la dieta y actividad física. Los medicamentos serán indicados cuando la dieta y los ejercicios no sean suficientes
1) Dieta
Los pacientes con síndrome metabólico deben evitar alimentos ricos en carbohidratos (gaseosas, dulces, chocolates o cualquier alimento rico en azúcar) y grasas saturadas (frituras, comidas rápidas y carnes grasosas). Bebidas alcohólicas también deben ser consumidas con poca frecuencia. Por otro lado, frutas, legumbres y verduras, carnes magras y alimentos ricos en fibras deben tener prioridad en la dieta.
2) Ejercicios físicos
La recomendación de ejercicio mínimo es de 30 minutos al día o 150 minutos a la semana de actividad física de intensidad moderada, como una rápida caminada. Con el tiempo, con el paciente adquiriendo condición física, el nivel de actividad física debe aumentar.
El objetivo de la dieta y de la actividad física es aumentar la capacidad cardiovascular, reducir el porcentaje de grasa y aumentar la masa muscular, factores que ayudan a tratar la resistencia a la insulina, el exceso de colesterol y la hipertensión.
3) Medicamentos
Entre los medicamentos que pueden ser utilizados en el tratamiento del síndrome metabólico están las estatinas para el control del colesterol, los antihipertensivos y los hipoglucemiantes como la metformina.

.
BIBLIOGRAFIA
http://www.revespcardiol.org/es/prevencion-tratamiento-del-sindrome-metabolico/articulo/13083448/
http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1025-55832013000400009

Lic. Dayana Cornejo
CNP 6319
Nutricionista LAIN

CLOSE
CLOSE