Este próximo 7 de abril, día Mundial de la Salud, marca el final de las celebraciones del 70 aniversario de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Estas celebraciones se han enfocado en torno a la salud universal, bajo el lema “Salud universal: para todos y todas, en todas partes”.

Salud universal significa que todas las personas tengan acceso a servicios de salud integrales de calidad, sin discriminación alguna y dónde los necesiten, sin enfrentarse a dificultades financieras.

El cuidado de la salud debe empezar por nosotros mismos, por ello les dejamos estas 7 recomendaciones para mantenernos saludables.

1.- Actívate

Realizar actividad física es bueno para la salud, sin embargo pocos lo realizan. El sedentarismo constituye uno de los factores de riesgo de muerte prematura más importante en todo el mundo, superando ya al consumo de tabaco.

La OMS recomienda realizar actividad física por lo menos 150 minutos semanales, con ejercicio de intensidad moderada.

2.- Aliméntate Saludablemente

Es importante reducir la ingesta de grasas saturadas y azúcares añadidos, así como, priorizar las comidas ricas en fibra y proteína magra, las frutas y las verduras.

-Consume pescado al menos tres veces por semana.

-Ingiere más verduras y frutas.

-Introduce alimentos integrales en tu dieta.

-Limita el consumo de grasas saturadas y alimentos con azúcar.

-Modera el consumo de sal o sustitúyela con especias para dar sabor a tus comidas.

4.- Presión arterial controlada

-Lleva un control diario de lo que comes.

3.- Reduce el nivel de azúcar en sangre

La mejor manera de evitar la aparición de la diabetes es prevenirla, controlando nuestro nivel de azúcar en sangre.

Tener un nivel saludable de azúcar en sangre (por debajo de 100 mg/dl de glucosa en ayunas), protege nuestros órganos vitales y contribuye a que vivamos más y de forma más saludable.

Por ello debemos reducir el consumo de azúcares simples (golosinas, gaseosas, pasteles, etc) y practicar ejercicio de forma regular, ya que afecta directamente a la respuesta de nuestro cuerpo a la insulina.

Tener la presión alta es el factor de riesgo más importante para las enfermedades cardiovasculares. La hipertensión hace que nuestra sangre fluya por las arterias con demasiada fuerza, lo que afecta a nuestros órganos vitales. Cuando la presión arterial se mantiene en niveles normales, se reduce el esfuerzo del corazón, arterias y riñones.

Para mantener la presión sanguínea en un nivel adecuado evita el sobrepeso, controla el estrés, modera el consumo de sal y alcohol y, por supuesto, evita el tabaco.

5.- Adiós al tabaco

El tabaco está relacionado, directamente, con un gran número de muertes prematuras. Fumar daña el sistema circulatorio, aumenta el riesgo de padecer aneurismas y enfermedades coronarias y fomenta la aparición de coágulos en sangre. Sus efectos son acumulativos y, además de elevar el riesgo de padecer cáncer, puede llevarnos a sufrir un infarto o un ictus.

6.- Descanso (suficiente y de calidad)

Dormir bien mejora tu sistema inmunológico y tu rendimiento diario, además mejora el estado de ánimo, el aspecto de la piel y ayuda a perder peso.

La falta de sueño puede hacerte menos receptivo a las emociones positivas, además de aumentar la probabilidad de desarrollar estrés y depresión.

7.- Sonríe

Diversos estudios han probado que al sonreír nuestro cuerpo libera endorfinas y serotonina que actúan como “analgésicos naturales”. La sonrisa se asocia a la reducción de los niveles de hormonas causantes del estrés (adrenalina, cortisol y dopamina).

En LAIN celebramos el Día Mundial de la Salud de la mejor manera. Únete cumpliendo estos consejos y compartiéndolos con tu familia y amistades.

Bibliografía

https://www.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=12933:world-health-day&Itemid=72498&lang=es
https://www.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=12933:world-health-day&Itemid=72498&lang=es

Lic. Dayana Cornejo P

CNP 6319

Nutricionista LAIN

CLOSE
CLOSE