En la actualidad el cáncer es una de las principales causas de mortalidad a nivel mundial.
En Perú el cáncer gástrico es una de las entidades más agresivas y frecuentes, representando el 14,7% de las causas de mortalidad por cáncer en varones y 13,4% en mujeres. Asimismo, el cáncer colon-rectal es el octavo cáncer más diagnosticado en la población general.
Debido a la prevalencia de cáncer en nuestro país es importante considerar a la buena alimentación como precursor en la prevención y como parte importante durante el tratamiento en un paciente oncológico, donde el objetivo es mantener el buen estado nutricional del paciente.

Todos los días

Comer varias veces al día entre 5 a 6 comidas nutritivas, en pocas cantidades y frecuentes; comidas ligeras sin picantes, poco olorosas y templadas.

Consumir diariamente las verduras y frutas entre 400-800 gramos, 3 frutas y 2 porciones de ensaladas debido a que contienen vitaminas, minerales, antioxidantes, fitoesteroles, flavonoides y fibra alimentaria.

Comer diariamente 600-800 gramos o más de siete raciones de cereales (avena, trigo, arroz, quinua, cebada), legumbres, raíces y tubérculos.

Los alimentos se deben elegir según la tolerancia a los líquidos – semisólidos – sólidos.

Dedicar una hora al día a caminar rápido o a un ejercicio similar, y también ejercitarse vigorosamente durante al menos una hora a la semana si la actividad laboral es baja o moderada.

Tomar un mínimo de 8 vasos con agua diariamente.

Realce el sabor de las comidas con: canela, azafrán, nuez moscada, pimentón; hierbas aromáticas: laurel, menta, orégano, perejil, etc.; cebolla, mostaza, vinagre y limón.

Las uvas, fresas y frambuesas contienen el ácido elágico que tienen un efecto protector en la célula, actuando contra los procesos de carcinogénesis en nuestro organismo.

Semanal:
-De 4 a 5 raciones de carnes (pollo, pescado, pavo, cuy, conejo), huevos.
-De 2 a 4 raciones de leche, yogurt y/o queso.

Limitar :

-El consumo de azúcar refinado.
-Las bebidas alcohólicas y bebidas azucaradas.
-El consumo de alimentos procesados, salados y el uso de la sal en la cocina y en la mesa.
-El consumo de carne roja.
-Evitar los alimentos grasos, fritos, ácidos, muy dulces o muy condimentados, y los que tienen intenso aroma (café).

Es importante durante el tratamiento de la enfermedad controlar el peso una vez por semana. Debe ser en la misma hora, misma balanza y con la misma ropa y/o calzado. En caso de pérdida de más de medio kilo por semana, debe consultar a su nutricionista.

Lic. Judith Soto.
CNP: 5503
Nutricionista LAIN
Fuente:
https://www.inen.sld.pe/portal/documentos/pdf/educacion/24092013_GUIA_ALIMENTACION.pdf
http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1022-51292015000300013
http://www.dge.gob.pe/portal/docs/asis_cancer.pdf
http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1022-51292015000300013

CLOSE
CLOSE