Las formas de bajar de peso no son las mismas según los periodos de la vida. Las motivaciones, el organismo y los hábitos alimenticios cambian.

A los 20:

  • Consume alimentos ricos en hierro para mantener tu nivel de hemoglobina dentro de los parámetros aceptables.
  • Controla el consumo de hidratos de carbono, evita las bebidas azucaradas, frituras, pastas o dulces procesados.
  • No trates de perder peso inmediatamente ni de forma drástica, ya que podrías tener una deficiencia nutricional, siempre es mejor consultar con un especialista.
  • Respeta las 5 comidas al día para tener energía y que el metabolismo este siempre activo
  • Si no duermes bien, no tendrás un buen resultado en la pérdida de peso.

A los 30:

El metabolismo se enlentece un poco. Luego del embarazo se pueden producir cambios hormonales que también contribuyen al aumento de peso.

  • Consume  más pescado que es bajo en calorías y contiene omega 3.
  • Reduce el estrés, intenta realizar yoga o ejercicios.
  • Consume menos alimentos ricos en calorías.
  • Consume una buena cantidad de agua para mantener tu piel hidratada. 
  • Para acelerar el metabolismo realiza actividad física cardiovascular y no olvides consumir tus 5 comidas al día.

A los 40:

El cuerpo comienza a perder masa muscular por lo que hay que consumir mayor cantidad de proteínas.

  • Quema calorías y activa tu metabolismo mediante caminatas o bicicleta.
  • Controla tu glucosa, consumiendo más verduras, frutas, cereales y productos integrales.
  • Consume calcio, el cual se encuentra en los productos lácteos o en el ajonjolí.
  • Controla el nivel del colesterol eliminando las grasas saturadas y consumiendo mayor cantidad de pescado y carnes blancas.
  • Descansa bien ya que existe una conexión entre el buen sueño y perder peso.

A los 50:

El cuerpo comienza a secretar cada vez niveles más bajos de estrógeno lo que genera cambios en la composición del cuerpo.

  • Consume más proteínas ya que la pérdida de masa muscular se acelera y necesitas proteínas para mantener tus músculos.
  • Consume más grasas buenas para disminuir el colesterol malo.
  • Consume menos carbohidratos y más fibra.

Lic. Maria Gracia Rodríguez.

CNP: 5979

Nutricionista LAIN

CLOSE
CLOSE